Buen sabor de boca en el Pico de los Monjes con los chic@s de ONCE

Yosi siempre que puede, nos acompaña

¿Intentamos subir al Pico de los Monjes?

Hace aproximadamente doce años que conocí a Luis Santos Roig, y otros tantos que tuve la suerte de encontrarme en el camino con Alberto Marín de Senderos Ordesa. Y que afortunado me siento ahora, de poder participar junto a vosotros en actividades como esta de la que quiero compartir algunos de los momentos vividos.  Y además, puedo decir que son mis amigos, con los que comparto y disfruto tanto proyectos profesionales como personales, siempre  “montados” sobre estas montañas que llamamos Pirineos.

Gracias a la constancia de Luis dentro de su trabajo en la Delegación Territorial de ONCE en Aragón, ya hace muchos años que oí hablar de este tipo de salidas y calendarios de  montaña,  dónde el Pirineo  y todas las opciones que el deporte y el montañismo nos ofrece  también estén presentes y adaptadas a los chicos y chicas que han pasado por ONCE de Aragón. Uno de los objetivos de este calendario de actividades es ofrecer esta posibilidad, de dar nuestro acompañamiento a todos vosotros para así poder vivir en igualdad vuestra motivación y amor por estas montañas.

Querer es poder.

 Así, y desde hace varios meses hoy teniamos planificada esta actividad de  alpinismo puro y duro, con la ascensión al Pico de los Monjes en el cordal de montes de la Estación invernal de Astún. Esta montaña hasta hace pocas horas presentaba unas condiciones estupendas para poder llevar a cabo esta actividad con seguridad y garantías de éxito. El grupo está fuerte, está motivado y está feliz de reencontrarse para compartir una experiencia como está, de las que dejan buen sabor de boca. Pero la noche ha sido intensa, y parece que el invierno se ha apoderado de nuevo del Pirineo, con casí 50 centímteros de nieve virgen que dejan una estampa blanca e inmaculada, como podreis ver en el reportaje.  Con humor pero también con la certeza de no querer asumir más riesgo que el necesario, el objetivo  va cambiando conforme ascendemos la montaña  y decidimos dar media vuelta, una vuelta  segura. Así, hemos disfrutado de un  exigente  paseo sobre nieve recién caida, pequeñas prácticas de descuelgue sobre laderas nevadas y un poco de conocimientos nivológicos que nos hacen respetar la montaña en su máxima de “siempre estará ahi”.

Desde luego, la aventura ha sido intensa y la experiencia junto a todos vosotros no se puede explicar con palabras. Solo viviendo días como estos se comprende el valor, la alegría y las ganas de superarse a si mism@. Gracias a tod@s los  chic@s de ONCE,  a los voluntarios y a los guias que habeis colaborado en esta actividad tan especial, incluido Mateo de  Caminos a la Cumbre,

La próxima, nos vamos de Vía Ferrata..¿Te lo vas a perder?

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies