BUSCANDO EL REMEDIO A LA ESTUPIDEZ HUMANA

Ya volvemos, se acabó el campamento, una historia de quince días rodeada de la magia de los niños, de un paisaje, de nuestro Pirineo y de una gran familia que hace que estos sean parte de los días más divertidos del año.  
Volviendo a Zaragoza pienso y me encuentro, separo realidades y fantasia y vuelvo al mundo real, se acabó, que poco me gustá verlo así, pero lanzo una media sonrisa a todos los que hemos echo este sueño realidad, sin vosotros el Campamento no sería el Campamento….
Ahora nos separamos un poco después de tanta intensidad y remontamos el vuelo sin prisa, dando por sentado que vivo condenado al equilibrio inestable que tanto me ata a este mundo….

Buff cuantas sensaciones….. OS QUIERO FAMILIA!!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Anonymous dice:

    Eres un genio tanto haciendo fotos, como haciendo que los niños tengan una sonrisa y una carita de felicidad.

    Gracias DAVID.