EL JUEGO DE LOS ECOS

NORTE DEL EIGER
Hace unos días disfrutábamos de un documental con unas imágenes preciosas de la cara Norte del Eiger. En él, un escalador ascendía en menos de 3 horas toda la hermosa pared Norte del Eiger, y surgía un debate muy interesante sobre el deporte, la aventura, los retos, y el sentimiento hacia las montañas de ayer y de hoy, diferentes opiniones…como debe ser!!.
Y  en estos días de panel y magnesio, revolviendo el espíritu escalador que tenía algo mermado, y enlazando con ese debate, os dejo aquí colgados unas reflexiones de Samivel, a ver si  entráis al trapo…
Para que la montaña le impregne a uno hay que cultivar ese esfuerzo,  para que la lleve consigo, con parte de uno mismo, bosques, picos, glaciares, para que cada línea del paisaje proyecte su doble en la pantalla interior de cada uno, para que cada roca y cada árbol deje en nosotros su fantasma y el torrente corra ya por dentro de mi: las montañas, como un juego de ecos, devuelven lo que se les da. En 1938 se asciende  por primera vez la Norte del Eiger, hay innumerables bibliografía acerca de estos años y los primeros intentos a esta montaña. Quedan por resolver las paredes más comprometidas de los Alpes. Hay pocos que se aventuran a intentarlo, y menos los que salen exitosos, invirtiendo en ello más 3 o 4 días de esfuerzo e ilusión que muchas veces acababan en tragedia.

Escalando en Peña Sarreire, Francia – Septiembre 2008

Penúltimo largo Torreón de los Galayos- Septiembre 2009
Hoy en día un escalador puede ascender esta pared en un solo día, tiene mil posibilidades de hacerlo, tiene un avance en de material increíble, y una cantidad de avances que en mi opinión merman el espíritu de aventura y soledad. Yo también hago uso de muchos de ellos.  Incluso un escalador y deportista de élite como Uli Steck  pueden hacerlo en menos de tres horas. Me parece admirable, pero no comparable.
http://www.youtube.com/watch?v=hQburTBH8Yo&feature=related
Hablando del eco de la montaña,  Samitel hace otra reflexión: La pérdida de esta sutil riqueza (la del eco que hemos hablado anteriormente) es fácil: sin silencio y sin soledad relativa desaparecen las condiciones que hacen posible esa reciprocidad..Con el turismo de masas llegan los papeles grasientos y los dioses se van. También de la pared Norte del Eiger imagino, por no hablar de la cumbre. Será el mismo amanecer, el espectáculo será inmenso e idéntico, pero son los espectadores quienes no son los mismos hombres.
Arista de los Murcilegaos al Aspe- Junio 2009

Un sueño echo realidad, Naranjo de Bulnes- Agosto 2009
Galayos

El Uso, Extauri- Marzo 2009
Siguiendo con el Eiger, como telón de fondo de un problema muy común en nuestras montañas, tomándolo como ejemplo y metáfora, nos acercaremos de nuevo a la mitad de su pared, a esa ventana que tantas historias podría contarnos y desvelarnos.  En el tren de la Jungfrau, que asciende hasta casi los 3500 metros, discurre por el interior del Eiger, asomando una pequeña estación intermedia sobre la mitad de dicha pared. Samivel habla de este modo  “No hay empresa más falsa que facilitar el acceso a una belleza cualquiera, porque con ello pierde la mitad de sus virtudes. ¿Podría usted sostener que los rebaños de viajeros que se acodan en este balcón excepcional de la Norte de Eiger experimenten algo comparable a los sentimientos de un escalador  perdido en esta misma cara norte en compañía de un único camarada? Ni soledad ni silencio. Suprimida la angustia del vacío, sin ninguna tensión física ni moral… ¿Qué queda?, ¿el paisaje?”. Pues imagino que tampoco, pues estos viajeros recorren con una mirada indiferente y enseguida aburrida los salvajes cortados dónde el hielo cuelga sus guirnaldas.  Para entrar en la familiaridad de las montañas, de lo alpino y verdadero es necesario franquear antes multitud de obstáculos, colocados como pruebas que no todos podrían superar.
Y nada, ¿Qué opinan ustedes de todo este asunto?, yo espero que los próximos meses nos traigan nuevos retos a unos y nuevos lugares a otros, siempre con un sentimiento común de respeto al entorno, y teniendo presente que escalar montañas… tiene que ser una gran aventura, tal vez la más cercana y la más grande que le es dado vivir al hombre urbano de hoy(Stefano Ardito)

Pablo cacharreando en Galayos

Noche Avilense

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Almus dice:

    Impresionantes… gracias!!

  2. DABID dice:

    GRACIAS ALMU …

  3. Anonymous dice:

    Muy bien Davidón!!!!
    Buen debate el que propones.
    Desde luego estoy muy de acuerdo contigo, nos encontramos en un punto de inmenso desarrollo en ámbito de la montaña, logísticamente cualquier persona en una agencia de viajes puede contratar por unos 2500 € un treking por el Himalaya por lugares desconocidos hace 50 años, puede subir en tren a Eiger, disponemos de GPS, estaciones meteorológicas o teléfonos satélite, por otro lado deportivamente estamos a años luz de los primeros escaladores, entrenamientos, investigación deportiva, desarrollo de la técnica, transversalidad deportiva. Esto nos sitúa en lo que parece una nueva forma de entender la montaña, tanto en su concepción como en sus posibilidades y en esto también tiene un importante peso el carácter de la sociedad que nos rodea, parece que necesitamos consumir montañas y el primero que las colecciona es el que gana, las miramos desde un prisma cuantitativo y no cualitativo. Todo esto da una visión de la montaña un poco triste pero por suerte yo creo que las cosas no son así 100%, no hace falta remontarse al pasado para encontrar impresionantes hazañas de descubrimiento y escalada, cada día aparecen nuevas escaladas y actividades que impresionan tanto o más que las primeras ascensiones de Rabada y Navarro (muy Craks), hace una semana se consiguió la primera ascensión al Gasherbrum invernal, o tantas vías que se abren en estilo alpino… A lo que me refiero es que no hace falta mirar atrás para encontrar una concepción de la montaña de descubrimiento, por surte contamos con miles de personas que buscan y aman estos retos, aprovechan la logística y la deportividad y se nutren de ellas para romper cualquier limite.
    Al igual que ellos también en la montaña hay otra gente que quiere romper otros límites pero se desmarcan en el ámbito deportivo por ejemplo lo realizado por Uli Steck, las escaladas de lo hermanos Pou, Alex hubert o incluso Chris Sharma, desde luego la concepción de objetivos es muy distinta de unos y de otros pero desde luego yo creo que ni una anula la otra ni la otra tiene porque desvalorar a la una, lo importante es que los escaladores o montañeros sepamos ver los aspectos positivos de cada cosa, en mi opinión admiro a la gente que tiene un carácter romántico de la montaña y que son capaces de “que cada línea del paisaje proyecte su doble en la pantalla interior de cada uno” igual que admiro la libertad, motivación y capacidad que se puede sentir al liberar la cara norte del Eiger en solitario y en tres horas o un 9b. Desde luego la única gente que no me motiva es la que sube un tren al Eiger o la que deja los campos base llenos de mierda, el futuro de la montaña pasa por el respeto hacia ella y por la integración de todas las formas de abordarla. El escalador que este abriendo una nueva vía de artificial de máxima dificultad en la norte des Eiger no debería cabrearse sino alegrarse de ver pasar por su lado un escalador en una via clásica batiendo el record de velocidad, lo mejor de todo el que puedan echarse una cerveza y unas risas por la noche juntos en el refugio.

  4. Anonymous dice:

    Soy Pablo…

  5. DABID dice:

    Genial esa reflexion Pablo…
    Ves??,el otro dia no pareciamos tan de acuerdo… Pero si,esa el la esencia que queria transmitir,la ha resumido de una manera genial.
    Asi que admirandonos,seguiremos con nuestros sueños y retos….
    besotes pablete!

  6. Blanca dice:

    Me encantan las fotos Dabid, sobre todo las de Galayos y las manos en la roca!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies