La Casa de la Mujer. Reflexiones de un proyecto compartido

Un paso compartido muy importante

Un paréntesis en la Casa de La Mujer !!

Estamos muy felices de poder compartir con vosotros esta nueva entrada en nuestro blog, que viene a contaros que el proyecto de La Casa de la Mujer de Thulo Syabru llega a su punto final, o más bien a hacer un pequeño paréntesis donde nos gustaría agradecer desde Orche ONG, Living Nepal, y Caminos a la Cumbre entre otros, la confianza depositada en esta pequeña iniciativa, donde ademas hay muchas personas que han colaborado desde la “trastienda”. Muchas personas que han viajado a Nepal a poner su granito de arena, muchas personas que nos habeis seguido desde la distancia y nos habeis enviado vuestro apoyo. Pequeñas personitas que han estado y están involucradas en esta forma de entender la cooperación …

A nivel personal, vuelvo a utilizar el espacio que el blog me regala para aportar mis reflexiones personales después de estos últimos años tras el terremoto y mi implicacion en diferentes proyectos , con diferentes intensidades, miembros, colaboradores, filosofia, proyeccion y una serie de cositas que finalmente han permitido dejar una “huella” conjunta en este pequeño pueblo de la entrada del Valle de Langtang, donde tengo mi famlia y amigos de Nepal, y donde estoy encantado de haber ayudado en su desarrollo al mismo tiempo que hoy mismo, espero que su forma de agradecer nuestros esfuerzos sea su contribución en una socidad mas justa, y que nos permita verlo con el paso del tiempo.

Me siento orgulloso de haber promovido esta idea que surge de parte de la población más humilde de Thulo Syabru, orgulloso de haber sido parte del hilo conductor en el que con la ayuda sincera de Lagar, Pol, Belén, Judit, Mateo, Alfonso y de aquellos que también habeis estado ahí entre palas, martillos, y un país donde mcuhas veces tienes que ir haciendo lo que puedas según las circunstancias.

Quiero agradecer personalmente a Lagar la implicacion en este proyecto,  a la complicidad entre los trabajadores del proyecto, al dejar hacer , comprender y siempre pensar en lo mejor para las verdaderas protagonistas de este proyecto, las mujeres, hemos conseguido un edificio que ahi está, deseoso de ver como crece ahora con la vida en su interior. Gracias Lagar, porque  sin tu dedicación esto no habría sido posible. También por enseñarme a ser mejor persona, y tras los disgutos de años atrás con personas con otros intereses y metas, reconocer que rodearse de gente que te hace bien es muy importante.

Sueño con el “contenido” de la casa de la mujer.

Ahora hay mucho que hacer, y el grupo de mujeres de Thulo posee  un espacio donde poder trabajar en común, donde poder desarrollar algo muy importante también, y es por lo que me gustaría seguir dando pasos ahora… Es hora de que la comunidad de Thulo Syabru tome las riendas, como responsables de estos años de ayuda directa en este pueblo personalmente hago un parentesis que deseo se retome  desde el Himalaya, con las visitas que espero ir haciendo.

Ahora os toca  a vosotras compañeras…

 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies