Manaslu Trekking – Diario de abordo VI

Trekking del Manaslu

DÍA 6 LOGHAN-SAOGHAON
Ultimo escalón glaciar antes de coronar la localidad de Syo y Saoghaon, donde se aíslan del mundo exterior la última población que habita a estas alturas. Tras salvar un desnivel de 500 metros llegamos a este paraíso de altas cumbres, y aquí nos encontramos rodeados de montañas de 6000, 7000 y el majestuoso Manaslu con más de 8000 metros, el dueño y señor de estas montañas abruptas. Aquí son todo comodidades, los lodges proliferan en las calles de la localidad como presagio de un país en proceso de cambio, apostando por ese turismo de montaña que tanto dinero deja en estos lugares aislados. Llega un nuevo helicóptero cargado de madera y hierro, un porteador con alas de acero que deja la pesada carga en las afueras del pueblo, mientras los dueños de la carga se apresuran a acercarse a sus puertas y asegurarse de que todo está en orden. Importante hacer el recuento de todo, ya que seguramente cada porteo de estos cuesta un buen pellizco. Al mismo tiempo que sucede esto, más abajo el tráfico de burros será extenuante, mientras unos suben carga otros bajan de “manos vacías” para así volver a empezar.

Escasas fotografías del Manaslu esta vez

Hemos comido en el horario Nepali, de nuevo pasta y arroz, y sin mucho miramiento nos hemos vuelto a cargar las mochilas para ascender 200 metros de altitud más, y así ayudar a nuestra aclimatación. Nos sentimos fuertes, y ha sido una verdadera sorpresa llegar hasta el lago helado de unos de los glaciares colgantes del Manaslu, testigo del retroceso que el cambio climático implica también en estas montañas. Noson nos cuenta que hace cuarenta años este lago no existía, el glaciar llegaba a los pies de Soagahon como lo hace el glaciar de Bionassai en los Alpes franceses. Lo que si permanece desde el Octubre pasado y en pie es el mojon de piedras a modo de santuario de la buena suerte que nuestro compañero de viaje colocó con sus anteriores clientes. No dejo de pensar en la dureza de la vida aquí arriba, y del contraste entre unas familias y otras, separados por muros de granito o láminas de chapa, el calor que desprende el lugar es familiar y la armonía en cada paso se hace sentir. Te pienso mientras se cierran los párpados en una merecida siesta, que parece va a ser reponedora. Si mañana estamos fuertes continuaremos ruta más arriba, en lo que serán las dos jornadas más duras antes de afrontar el paso de Larkee, a unos 5100 metros de altura. En las crestas cercanas observamos nieve de estos días, pero esperamos no nos lleguen más arriba de nuestros tobillos…

…soberatree

Si te ha gustado, puedes conocer el séptimo dia de trekking pinchando aquí

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies