NIEVA EN EL VALLE (29,30-1-2011)

Cara Norte
Nieve y más nieve. Color blanco. Paz y tranquilidad.
Ha nevado, por fin, todos nos alegramos de una u otra manera. Muchos días viendo como la poca nieve que quedaba se iba fundiendo, y estos días hemos mirado con alegría al cielo. Son muchos los que agradecemos estos caprichos del clima, esta borrasca que nos ha dejado unos centímetros de nieve, que para los que viven de ello, que son muchos,  les permitirá seguir irando durante una semanas más,  pero habrá que seguir mirando  al cielo. Es curioso ver como los negocios han esperado estos días,  pero yo me pregunto si ante las palpables consecuencias  del cambio climático (como son estos antojos del tiempo), es  realmente sostenible depender casi exclusivamente del “negocio blanco” como lo hacemos en los valles donde existen pistas de esquí. ¿Y nuestras próximas generaciones?, ¿Cómo se comportará el cielo dentro de treinta años?. 
Bosque

Cumbre

Dunas de nieve

Senderos
 A veces me paro a imaginar el futuro, y muchas veces lo que veo son esos kilómetros esquiables situados en nuevas laderas de nuestras montañas, laderas que se encuentran a mayor altitud, con las correspondientes infraestructuras de acceso a ellas, mientras que las actuales quedarán alejadas de ese polvo que tanto nos hace divertirnos.  Esto solo son opiniones personales,   pero de lo que estoy casi seguro es de tod@s los que habitamos este valle amamos sus montañas tanto como para marcarlas de por vida.
Hoy hemos paseado por Oroel, hemos escuchado la nieve caer de la copa de los árboles, el sonido de nuestras botas dejando sus huellas en el manto blanco y la tranquilidad de  un paisaje nuevo.  Nos ha encantado la postal de Oroel, me ha gustado la compañía de David y he disfrutado viendo a Diful y a Usai corretear con el hocico siempre untado en la nieve. Hemos jugado como niños pequeños, dejándonos caer el espesor que aguantan los árboles de está umbría;  y eso es otra de las cosas que nos trae la nieve.
Diful,que bien te has portado!

Colores

Borau

Y ahora a esperar que la nieve se asiente, y que el monte nos deje penetrar en el sin el riesgo que acechan los aludes, visitando y descubriendo mil rincones nuevos.

Borrasca

Entrando al valle

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Chus dice:

    Muy bonita la reflexión que haces… y las fotos también!

  2. Anonymous dice:

    Polido polido! Preciosas las fotos y el relato, seguir así! Un abrazo
    Guille

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies