Noviembre en el Congosto de Olvena

Vamos?
Colores
Entre arbustos relajados
Juego de pies
 Ha sido un mes de regalos al atardecer, de una nueva rutina y de un puñado de retos. Ahora convergemos en el final del año, y mientras tanto busco con la imprecisión del tecleo de ordenador lo luchado y lo conseguido en este casi extinto mes de Noviembre. Lentos minutos en los relojes de casa, un olor agradable al volver a empezar, una tarde extraña y una metedura de pata. Voy al régimen de lo inexacto, voy a la búsqueda de una paz que llega por momentos. Y me duelen los dedos, de tanto acercarme a la caliza anranjada de este paraiso que es el congosto de Olvena.
Os dejo unas fotos, espero que os gusten.
Entre los dos
Equilibrio
En la otra casa
Torreciudad y los Perdidos
Atardecer
Arista de la Cruz

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies