Un tesoro y su Isla – Menorca fotográfica

Faros, magia y una isla con su tesoro

Hay una voz y un nudo en la garganta,  hay calor y humedad allí fuera. Un corazón que navega en mar abierto por primera vez en muchas noches, un corazón que busca la razón de lo insaciable.

Y al lamer el suelo todo esta salado, los pies saltan y escapan de allí, para de nuevo volver a la orilla en una tarde de resaca marítima. Me tumbo a pensar en el siguiente paso, que es el mismo que no me deja avanzar.

Alejándome de mí  poco a poco he pensado que  quiero de  nuevo  mis madrugadas sin sueño , mi momento exacto y la última canción antes de dormir. Estoy exhausto del navegar ausente de mi, enfadado con ese rincón de mi mente que no me deja pensar. Hace días que no estoy, por saber lo que fui y lo que seré mañana.

No se de nada, y por el día de ayer sólo navegué en una isla y su tesoro…intentando achicar el miedo una vez más

También te podría gustar...