DIARIOS DEL HIMALAYA, Trekking del Manaslu – Elena Manresa

VIAJE AL HIMALAYA – TREKKING MANASLU (13 abril – 02 mayo 2022)

Siempre había soñado con viajar al Himalaya y admirar la inmensidad de sus montañas, pero por motivos laborales nunca encontraba el momento de hacerlo. Un día vi a través de redes sociales que ojos pirenaicos estaba organizando un viaje a Nepal para realizar el trekking del Manaslu. Y no podía apetecerme más. Así que decidí lanzarme a la aventura. Con algo de dudas y miedos, ya que iba a viajar sin mi gente, sin mis amigos y sin mi marido, pero con la ilusión de cumplir un sueño.
Unas semanas antes del viaje, David de Ojos Pirenaicos, el que sería nuestro guía acompañante en Nepal, organizó una quedada en el Pirineo con todos los componentes de «la expedición» para conocernos. Esto hizo que mis miedos de viajar «sola» desaparecieran, pues ya ponía cara a mis acompañantes y las sensaciones aquel día fueron fantásticas.
Días de preparativos y nervios, pero siempre con la ayuda de David y Markel de Naturtrek ante cualquier duda, lo que me facilitó mucho las cosas.

En pleno paso del Manaslu

Y por fin llegó el día. Tras unas cuantas horas de aeropuertos y avión , el 14 de abril llegamos a Katmandú, donde nos recibió Lalit, nuestro guía local en el viaje y que acabaría siendo uno más de nuestra pequeña familia.
Nos dirigimos a Bhaktapur, una pequeña ciudad a pocos kilómetros de Katmandú, conocida como la joya cultural de Nepal. Y la primera sorpresa del viaje fué que ese día se celebraba el año nuevo nepalí, uno de los eventos más importantes del año. Bisket Jatra marca el comienzo del nuevo año en el calendario de Bikram Sambat y uno de los mejores lugares para celebrarlo es Bhaktapur donde se respira un ambiente de alegría y celebración en las calles. Y allí estábamos nosotros. Esto no podía comenzar mejor.
Al día siguiente continuamos conociendo Bhaktapur y algunos de los lugares más importantes de Katmandú, la bulliciosa capital del país, de la mano de Narayan, un simpático nepalí que nos explicó en un perfecto castellano la historia y cultura de los lugares que íbamos visitando. Al finalizar el día, tocaba prepararnos para partir al Himalaya, donde comenzaría nuestra verdadera aventura.
A la mañana siguiente, dejamos atrás la ajetreada y caótica ciudad de Katmandu para dirigirnos por carretera ( toda una experiencia ) a Soti Khola, donde comenzariamos nuestro trekking. Nos encontramos aquí también con nuestros porteadores, Nowang, Kamcha y Christ, magníficos profesionales pero, sobre todo, con un corazón inmenso y una sonrisa permanente en la cara. Tres miembros más para nuestra pequeña familia.

Las dos primeras etapas las realizamos por la pista que se adentra en el valle, lo que permite que esas zonas estén más desarrolladas. Paisajes increíbles , gentes amables, hospitalarias que siempre nos recibían con una sonrisa y un «Namaste». Me hacen sentir una de esas sensaciones que uno no puede describir pero que dejan huella.
Dejamos la pista y nos adentramos en senderos. El paisaje se vuelve más auténtico, acercándonos cada vez más a las montañas. Vamos ganando poco a poco altura. David y Lalit, se encargan de que llevemos el ritmo adecuado, nos hidratemos correctamente y comamos lo suficiente para que podamos superar todos con éxito el gran reto del viaje : cruzar Larke pass a 5106m.
Los días son intentos, pero se pasan rápido, señal de que los estoy disfrutando mucho. Durante el trekking no solo nos dedicamos a caminar, sino que gracias a las explicaciones de Lalit, estamos conociendo la cultura, la forma de vida, sus tradiciones…
Y David, nos enseña a interpretar el paisaje que nos vamos encontrando, a identificar morrenas, abanicos fluviales entre otros y alucinar de cómo la naturaleza esculpe el paisaje que estamos viendo. Pero también tenemos tiempo para practicar la fotografía. David que es un genio y amante de la misma, nos enseña las nociones básicas. Todo un lujo!

Estudiando el trekking del día siguiente

Nos encontramos a 4400m de altura, y empieza a nevar. La falta de oxígeno se va notando, y aparecen pequeños síntomas de mal de altura como dolor de cabeza, pero todo dentro de lo normal. Gracias a David y Lalit y sus consejos, he aclimatado muy bien y me encuentro con fuerzas para superar el reto. Esa mañana nos levantamos muy temprano (3:00am). Ha dejado de nevar y el cielo está despejado. La idea es llegar al amanecer a Larke Pass. Las horas pasan alucinando con el paisaje que nos envuelve, buscando el rastro del leopardo de las nieves y casi sin darnos cuenta, nos encontramos a 5106m de altura, rodeados de inmensas montañas, felices, emocionados. Lo hemos conseguido!!
Ahora tocaba cerrar el círculo, y comenzar a descender. Poco a poco vamos perdiendo altura, el paisaje de alta montaña deja paso a preciosos bosques, y de nuevo la carretera que se adentra en el valle. El trekking va llegando a su fin, pero con un montón de recuerdos imborrables en la mochila.

Volvemos a la locura de la ciudad de Katmandú para seguir conociendo algunos de sus sitios más importantes y realizar compras en el local market y el turístico barrio de Thamel.
De nuevo en el avión de regreso a casa, recordando todo lo vivido, con un sueño cumplido.

No puedo estar mas feliz de lo que este viaje me ha dado. Hemos convivido con nuestros amigos los porteadores, nuestro guia Lalit nos ha abierto literalmente las puertas de su casa, y David se ha convertido en un amigo, siempre preocupado de que cada uno de nosotros nos encontrásemos bien, tanto física como emocionalmente. Con su toque de humor para sacarnos siempre una sonrisa. Su música por la mañana que nos amenizaba el desayuno y sus golosinas diarias que nos daban la energía necesaria para afrontar la jornada de trekking!
La relación con mis compañeros de expedición no ha podido ser mejor. A pesar de no conocernos de antes,me he sentido muy cómoda con ellos. Compartimos la misma pasión por la montaña y eso ha hecho que entre nosotros existiera mucha conexión.

Solo puedo dar las gracias por dejarme formar parte de esta aventura y hacerme tan feliz. Y sobre todo, hacer que todo sea tan fácil, y que la mayor preocupación del viaje sea disfrutar del mismo (y que haya agua caliente en el lodge ;p)

NASMASTE

Y aquí os dejamos un pequeño reportaje de Elena Manresa, sus fotos y su mirada a través de la fotografía. Que lo disfruteis !!

 

 

 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies